PARA TI
Desenfoca para re-enfocar - Sapiensx3
1591
post-template-default,single,single-post,postid-1591,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.5.7,woocommerce-no-js,,qode-page-loading-effect-enabled,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_menu_slide_from_right,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-24.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,elementor-default,elementor-kit-218,elementor-page elementor-page-1591

Desenfoca para re-enfocar

Quizá te has dado cuenta de cómo reacciones habitualmente a situaciones que se repiten en tu día a día, aunque participen distintos personajes o tengan lugar en diferentes entornos.

Quizá te has dado cuenta que repites frases o costumbres que aprendiste de niño, sin haberte parado a cuestionar si, de verdad, comulgas con ellas.

Se nos enseña a marcarnos objetivos y metas, para “poder llegar a ser más” (productivos, esbeltos, expertos, abundantes,…), resulta que hay un bio-motivo para sentirnos agotados y, tras años de mediocres resultados, nos damos cuenta de que nos movemos en la decepción.

¿Qué significa desinstalar programación de creencias? ¿Cómo desaprendemos lo aprendido y practicado durante décadas? 

Podemos empezar por desenfocarnos. El doctor Srini Pillay, experto en neurociencia y profesor de Psiquiatría en la Facultad de Medicina de Harvard, afirma, con evidencias científicas, que el desenfoque mental:

  • estimula la calma,
  • aumenta la productividad,
  • favorece la creatividad,
  • mejora la memoria a largo plazo,
  • nos mantiene más conectados a nuestra esencia.
  • reduce el estrés. 

Tu mente es más que un cerebro mecánico, si deshabilitas la programación que instalaste previamente.

¿Cómo nos desenfocamos? ¿Qué significa desenfocarse?

  • Silencia tu mente, tras hacer varias respiraciones profundas. El mindfulness se basa en enfocar o poner la atención en tu cuerpo, la respiración o unas instrucciones del profesor. La meditación cuántica, además de poner el foco de atención en el cuerpo, la respiración o un sonido, busca el desenfoque, es decir, quitar la atención de los 5 sentidos físicos, para concentrarnos en el infinito potencial a nuestro alcance. Si quieres probarla, escríbenos.

 

  • Realiza actividades que disfrutes, más a menudo, como pintar, escribir o jugar pues, aunque aparentemente están alejadas de la productividad, son perfectas para desencadenar respuestas calmantes y nuevas conexiones neuronales, además de sacar a la mente del estado de estancamiento que las hormonas del estrés continuado provoca en nuestro cuerpo. ¿No te has fijado en que, cuando estás en tu mesa de trabajo, si te pones a hacer garabatos en pocos segundos tu cerebro está más despierto y libre de peso?

 

  • No dediques mucho tiempo a la misma actividad. Si puedes hacer algo diferente cada veinte minutos, tu eficacia, productividad y nivel de ansiedad lo agradecerá. No alargues una actividad más allá de una hora. Sabes que las reuniones largas son inefectivas y acaban resultando una agotadora pérdida de tiempo y energía, a efecto de encontrar soluciones.
 
  • Detecta y para el pensamiento reactivo. Cuando identificamos un “problema”, le damos vueltas hasta aburrirnos (a nosotros y a los que nos escuchan), buscando la mejor solución. Pero pensando en (vibrando en modo) problema, es físicamente imposible encontrar la solución.

 

Sólo poniendo distancia mental de lo que nos preocupa, podremos encontrar soluciones que nunca se nos hubieran ocurrido; además nuestro nivel de ansiedad y sufrimiento será cada vez más bajo, si adoptamos estas eficaces técnicas neuropsicológicas contrastadas por la ciencia.

 

Nuestra mente es una maquinaria infinitamente más potente de lo que creemos. El uso que hacemos de ella equivaldría, metafóricamente hablando, a entregar un cohete a un hombre de las cavernas y dejarlo jugar con los botones de luces de colores del panel de control (sin libro de instrucciones, porque no sabe leer). 

 

Habiendo sido entrenados para operar desde el lado izquierdo (analítico y racional) de nuestro cerebro, nos perdemos el potencial del lado intuitivo, creativo y soñador que también tenemos. 

 

La buena noticia es que se puede aprender a utilizar, conscientemente, ambos hemisferios cerebrales, para nuestro mayor beneficio, bienestar y luminosidad en nuestra vida y la de los que la comparten con nosotros.

 

Si quieres saber cómo, escribe a hola@sapiensx3.com., poniendo en el asunto de referencia  “Desenfocando para reenfocar” .

Tu estado natural es ser creativo, productivo, pacífico, compasivo, generoso, divertido, abundante, saludable… Es decir, perfectamente feliz.

Haz la prueba, date la experiencia que subirá tu energía instantáneamente.

 

Cuando entres en una mentalidad ofuscada por tanto escudriñar, para, respira, vira hacia otro objeto de atención más benévolo, durante unos pocos minutos.  

Luego retoma la actividad en la que estabas, desde una perspectiva más liviana y clara. 

 

Es @Ley Matrix            ¡Aplícalo y lleva tu Vida al Siguiente Nivel!



Regístrate para tener un
10%
en tu primera compra
No, Gracias