PARA TI

Acaba con el estancamiento y la procrastinación

¿TEMERIDAD O AUTO-BOICOT?


¿Otro día de la marmota? ¿Tienes un deseo que no avanza?

 

 

Si dudas de poder conseguir lo que deseas, sólo puede ser por dos motivos:

 

(i) porque crees que es una temeridad o

 

(ii) por falta de confianza en ti.

 

En cuanto se nos ocurre una idea novedosa respecto a algo que deseamos ser, hacer o tener, que sale de las praxis habituales de nuestro día a día, solemos escuchar la vocecita que nos previene contra todos los posibles riesgos, reales y ficticios, imaginados y por imaginar. Tan a menudo la escuchamos, que ya nos hemos acostumbrado a tener sus cantinelas fatalistas como mar de fondo de nuestra “normalidad”.

 

Esa vocecita que ama lo habitual, lo similar. Que busca mantenernos dentro de la caja, seguros del entorno conocido. Que consigue que sigamos haciendo lo que venimos haciendo, a veces, desde hace años e incluso décadas … Y ya estamos tan acostumbrados, que ni nos planteamos cuestionarnos si esa RUTINA es la única opción.

Es normal que nos ocurra esto, porque el cerebro sigue unos patrones de pensamiento establecidos, como caminos eléctricos grabados en él, para hacer más rutinaria la toma de decisiones y hacerlas de modo automatizado la mayor parte posible de ellas, como ahorro energético.

 

De hecho, esa duda nos resulta útil en algunos casos, como cuando sobrevaloramos erradamente nuestras capacidades físicas (me gustaría saltar, desde una roca que está a 40 mts al mar) o cuando, si no existiera, tomaríamos decisiones temerarias sobre alimentación, finanzas, velocidad al volante…. Pero generalmente, esa voz racional simplemente se ancla en el miedo a lo desconocido y te descorazona con preguntas similares a :

 

¿Qué pasa si no lo consigues?

¿De dónde vas a sacar el dinero?

¿Quién te va a ayudar con tu super proyecto?

¿No eres muy joven/mayor/alto/bajo … para eso?

 

Te suenan estas preguntas, ¿verdad?

La realidad es que, si siempre que hacemos caso a ese Pepito Grillo, los resultados que obtendremos serán mediocres, – entiéndeme por resultados “mediocres”: “resultados que no están a la altura de tus mejores sueños y posibilidades”-.

 

Pues bien, llega un momento en que alguna de las áreas importantes de tu vida se te hace tan cuesta arriba, que resulta agotadora. Es como subir una ladera, con una mochila pesada, que ni siquiera sabes por qué la llevas.

 

En cuanto empiezas a acariciar el deseo de mejorar tu vida, en cualesquiera de sus aspectos, ese es el momento en que estás siendo consciente de que existe otra voz, la suave y tranquila voz de tu Alma, esencia o Avatar cuántico, que te indica que existe una opción de mejora, a tu disposición (por eso la has identificado como deseo).

 

¡Ignición! El deseo de cambio de un malestar o deseo que ha sido por tiempo silenciado, va tomando fuerza. En realidad es imposible matar un deseo. Puedes retrasarlo, se hará más doloroso cada semana que pases ignorándolo. Pero el deseo no satisfecho no desaparecerá. Así que, asumido esto, quizá puedes parar, un momento, a observar con curiosidad lo que sientes. Coge un bolígrafo y contesta las siguientes preguntas:

 

• ¿Qué es lo que deseas desde hace mucho tiempo?

• ¿Qué te produce el malestar o descontento desde hace tiempo?

• ¿Qué pensamientos tuyos sabotean la consecución de lo que deseas?

 

Lo primero que tenemos que empezar a practicar es a jugar a pillarnos esos pensamientos de auto-duda para, a continuación, rectificarlos, de siguiente modo:

 

“HASTA AHORA pensaba que no se me daba bien ….., A PARTIR DE AHORA …… se me dará bien porque llevo practicándolo durante meses/me he apuntado a un curso para aprender a hacerlo/la gente está interesada en que les cuente sobre mis conocimientos, ….. (rellena con lo que proceda).

 

“HASTA AHORA me daba vergüenza hablar en público, A PARTIR DE AHORA disfruto de ello porque tengo ideas interesantes que compartir”

 

“HASTA AHORA me gustaba pasar desapercibido en un lugares llenos de desconocidos, A PARTIR DE AHORA voy a pasarlo tan bien como si estuviera con mis amigos”

 

La frase “HASTA AHORA…” da la orden al cerebro de que hay un CAMBIO en el proceso de pensamiento habitual.

 

Ese es el pensamiento obsoleto, que ya NO NOS SIRVE y que vamos a reemplazar por el que sigue a “A PARTIR DE AHORA ….”

 

Con este ejercicio estás reprogramando tu cerebro. Se constante. Cuando descubras esa vocecilla agorera, CONTRA-PROGRÁMALA con un pensamiento más beneficioso. Es cuestión de ejercitar ese nuevo circuito en tu cerebro. Al igual que no irías al gimnasio un día y esperarías salir de la sala de pesas, con los bíceps bien torneados. ¡El cerebro debe ejercitarse también!

 

 

Puedes pedirnos tu meditación para liberar bloqueos que te impiden avanzar, aquí : hola@sapiensx3.com

 

“UN VIAJE DE MIL MILLAS EMPIEZA CON UN SOLO PASO.” LAO TSE

 



Regístrate para tener un
10%
en tu primera compra
No, Gracias